Familia ensamblada

Ya son 41.000 el 7% de los hogares porteños

PLANIFICACION FAMILIAR PARA FAMILIAS ENSAMBLADAS

Disponemos de un plan sumamente flexible  que contempla la protección de los menores, adultos, pareja y padres a través de seguro de vida, fondos de retiro, fondos para estudios y renta familiar.
 
Diseñamos el plan de acuerdo a necesidad y presupuesto.
 
Protección en pesos o dólares.
 
Captura de pantalla 2016-07-14 a las 21.42.33

Mitos y verdades

Integración:

en general se piensa que la familia ensamblada se integrará rápidamente. Sin embargo, es un proceso que lleva entre 4 y 7 años, que suele reducirse si los niños son pequeños.

Diferencias:

¿la familia ensamblada es igual a la del primer matrimonio? No. Cada una tiene características propias; desconocer las diferencias causa conflictos y riesgo de un nuevo divorcio.

Amor:

usualmente se cree que el amor surge instantáneamente, pero hace falta tiempo y experiencias compartidas para que crezcan las relaciones y surja el cariño.

Madrastras:

es un viejo prejuicio el de pensar que son malvadas. Así como hay muchas clases de madres, también hay muchas clases de madrastras.

Hijos:

¿cuando los padres se vuelven a casar dañan a sus hijos para siempre? No. Las estadísticas demuestran que sólo un tercio no se adapta. En ese caso, es necesaria ayuda terapéutica.

Viudos:

se suele decir que si el nuevo casamiento ocurre luego de enviudar en lugar de divorciarse, las relaciones serán más fáciles. Sin embargo, para muchos chicos el nuevo matrimonio puede sentirse como una traición al progenitor que murió.

Visitas:

¿es más fácil la integración si los chicos no ven o ven poco al padre con el que no conviven? No. Si no ven a su padre o a su madre lo idealizarán, y esto dificulta más la relacióncon el padrastro o la madrastra.
El número creció 62% desde 2008 y alcanzó las 41.000 casos, según la Dirección de Estadísticas de la Ciudad
 
Y ese número creció 62% entre 2007 y 2013. Además, los integrantes de las parejas que forman familias ensambladas son jóvenes: en el 75,5% de los casos ambos tienen menos de 50 años. Así lo sostiene la Dirección General de Estadística y Censos porteña en su informe “Los cambios en 2013 en la forma de iniciar la pareja y constituir la familia en la ciudad”, difundido ayer.
Según el trabajo, “el aumento de las rupturas conyugales diversificó y complejizó la constitución de la familia. La reincidencia de cónyuges con hijos de uniones anteriores que conviven en la nueva unión constituye lo que se ha dado en llamar familias ensambladas, definidas por la presencia de al menos un hijo que convive con uno solo de sus padres biológicos y la nueva pareja de éste”.
El ente porteño estimó en 41.000 los hogares con familias ensambladas en 2013. Representan el 3,3% de todos los hogares porteños (en la ciudad, la mayoría de las personas viven solas), pero si se consideran los hogares conyugales completos constituyen el 6,8%. “El 45% de los hogares con familias ensambladas completas está integrado sólo con hijos de parejas anteriores del jefe o la jefa de hogar y su cónyuge, mientras que en el 55% restante se suman además los hijos de la nueva unión”, observó la investigación de la Dirección de Estadística porteña.
El ente porteño estimó en 41.000 los hogares con familias ensambladas en 2013.
En cuanto a la edad de los cónyuges que forman familias ensambladas, el grupo de 30 a 49 años concentra más de la mitad (54,3%). Que en el 75,5% de las parejas de este tipo de familias ambos cónyuges tengan menos de 50 años se explica por “la disminución de la edad al momento de la ruptura, lo que aumenta las posibilidades de reincidir y disminuye la edad al momento de formar una nueva pareja”, sostiene el análisis.
El número de integrantes promedio de los hogares ensamblados es de 4,4 personas, bastante más que el de los hogares nucleares, que es de 3,2, y casi el doble que el promedio porteño. Esta situación hace que el ingreso per cápita de cada integrante haya sido en 2013 de $ 3309 (contra $ 4864 de los hogares nucleares). El 61% de las familias ensambladas se ubica en el quintil más pobre de la población de la ciudad.
Otro informe de la Ciudad reveló recientemente que mientras hace diez años por cada unión civil había 217 matrimonios, en 2013 la relación fue de 1 a 17.
Esta situación se da además en el contexto de una fuerte caída del número de matrimonios civiles (a la mitad en 20 años) y un aumento exponencial de las uniones consensuales (uniones civiles y certificados de convivencia).
 Fuente de datos: La Nación – Sociedad

Share This: